es-ESen-GBfr-FR
 
     

Beneficios de consumir un aceite de primera presión en frío

abr. 23 2014

Cuando hablamos de aceite de oliva virgen extra obtenido por primera presión en frío, no hablamos de cualquier tipo de aceite, sino del más saludable que podemos encontrar en el mercado. Este aceite se extrae a temperaturas por debajo de los 27ºC, lo que no le produce variaciones físico-químicas y hace que mantenga todas sus vitaminas. Mientras más baja sea la temperatura mejor será su calidad, al igual que su acidez, que no debe superar los 0,5 grados.

El aceite de primera presión en frío es entre otras cosas esencial para el correcto funcionamiento intestinal gracias al contenido en vitamina F que posee, además ayuda a asimilar las vitaminas A, D y K, las cuales son ricas en ácidos esenciales que el cuerpo no puede producir. El aceite de oliva virgen extra es también una importante fuente de antioxidantes, imprescindible para el hígado, rico en vitamina E para la piel seca o dañada y con alto contenido de fitoesteroles, es decir,  de sustancias activas que nos aporta.

La obtención de este aceite se hace mediante presión mecánica, bien de los frutos, granos o semillas las cuales posteriormente se decantan y filtran. Gracias a este proceso nuestros aceites de oliva virgen extra obtienen un título diferenciador y de máxima calidad.

En Don Olé somos productores directos de aceite de oliva virgen extra sin intermediarios, por lo que ¡le llevamos el aceite directamente del olivo a su mesa!